Mamia Salec Baba

A lo largo de la historia de las revoluciones, siempre ha habido personas mercenarias que se han hecho

cómplices de los invasores renunciando a su patria. En el Sahara Occidental hay un grupo de traidores que son usados por Marruecos, con el objetivo de legitimar su ocupación y abortar el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

En 1966 Sudáfrica fue proclamada independiente, y reconocida por las Naciones Unidas. Pero a pesar de ello, los sudafricanos seguían viviendo en condiciones de esclavitud donde eran separados en barrios de negros y blancos. El Gobierno  de la minoría blanca, estaba apoyado en aquel entonces por las potencias occidentales, pero la lucha del pueblo sudafricano acabó con el colonialismo, y también con aquel régimen racista del Apartheid. Nelson Mandela se convirtió en 1994, en el primer presidente de la Sudáfrica multirracial.  

En 1947 la India consiguió su independencia bajo el liderazgo de Mahatma Gandhi. El movimiento de la independencia estaba compuesto, por diferentes fuerzas políticas, y una de ellas es el Partido Nacional del Congreso que fue  liderado por Gandhi, y llevó acabo un plan de protesta pacífica. También hubo mercenarios indios que trabajaron al servicio de los  británicos y en contra de las aspiraciones de su pueblo.

Al igual que hubo mercenarios, también hubo patriotas. El gran oficial indio que recibió órdenes del General Hearsay para que capturara a Mangal Pandey, soldado indio que atacó a un sargento británico e hirió a su ayudante en marzo de 1857. A pesar de ello, el oficial indio se negó a cumplir la orden dada por su superior británico que representaba a las fuerzas de ocupación.

En la historia de América, la Revolución Cubana tuvo una gran importancia histórica al ser la primera que llegó al poder  en el continente americano.  Uno de los grandes mercenarios de esta revolución, fue Posada Carriles que cometió actos terroristas contra su país.

En Etiopia no había partidos políticos, y todas las decisiones las tomaba un monarca absoluto, liquidando cualquier tipo de libertad, lo que provocó una terrible hambruna en este país.

El 12 de septiembre de 1974, la Revolución Etíope triunfó frente a Haile Selassie, expulsándole del poder, y devolviendo al pueblo sus derechos, garantizando un reparto justo de las riquezas. A pesar de la conspiración, los jóvenes revolucionarios sentaron las bases de un país más moderno y justo.

Otra revolución que sufrió el acoso permanente de mercenarios y traidores, fue la Revolución Argelina, que consiguió su plena independencia el 4 de julio de 1962, siendo un ejemplo de lucha por la dignidad y la soberanía para África y el Tercer Mundo.

Marruecos intentará valerse de mercenarios y traidores como ha hecho toda ocupación, cuando esa ocupación huye del debate sincero y la negociación. Sus armas se reducen a llevar a traidores que viven de las prebendas, que Marruecos ofrece a cambio de crear un debate falso entre saharauis, al que llama unionistas y separatistas. El Sahara Occidental es un país que le asiste unos derechos reconocidos por La Unión Africana y las Naciones Unidas. Todo saharaui que siente algo por su tierra, está llamado a luchar por estos derechos, a defenderlos, porque en ellos está su dignidad.

Toda lucha por la soberanía y la autodeterminación, ha tenido grandes traidores que han trabajado a favor del interés de un país ocupante, actuando de forma pusilánime contra su pueblo.

 

Mamia Salec Baba