La ASOCIACIÓN CANARIA DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SAHARAUI quiere felicitar en primer lugar, al Frente Polisario y al pueblo saharaui, por la resolución de la Corte de Justicia de la Unión Europea, afirmando que los acuerdos de asociación y liberalización, comerciales y de pesca entre la UE y Marruecos no son aplicables al Sahara Occidental. Una extraordinaria noticia para el pueblo saharaui en su lucha por el legítimo derecho de autodeterminación e independencia frente a la ocupación marroquí.

 

En segundo lugar, queremos denunciar  la repetición del juicio a los 24 presos políticos saharauis, previsto para hoy, pero que a petición de la defensa se pospone para el 23 de enero de 2017, por el conocido caso del “campamento de la libertad” Gdeim Izik. Estas personas que volverán a ser juzgadas, tienen diferentes peticiones de cárcel que llegan hasta la cadena perpetua, además de haber sufrido torturas desde  2010. Todo ello por ser militantes políticos defensores y defensoras de Derechos Humanos saharauis.

 

Las personas detenidas, sus defensas y las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, tememos que el Tribunal apelativo les condene de nuevo, bajo las múltiples irregularidades ya constatadas en el anterior juicio por parte de observadoras y observadores internacionales.

 

El 16 de febrero de 2013, tras la celebración de un proceso no equitativo, los 24 acusados fueron condenados por un tribunal militar a durísimas penas. En el curso del proceso los jueces se negaron a escuchar a los testigos propuestos por la defensa, rechazaron la petición de que se realizaran exámenes médico-forenses a los procesados que alegaron haber sufrido torturas, y la sentencia ni siquiera menciona los nombres de las víctimas que supuestamente habrían sido asesinadas por los acusados.

Más allá de las graves violaciones de derechos humanos sufridas por los presos saharauis, el estado actual del proceso se caracteriza por numerosas violaciones del Derecho Internacional Humanitario: El Sahara Occidental es considerado por las Naciones Unidas un territorio no autónomo, ocupado por el Reino de Marruecos desde 1975. Esta ocupación es ilegal; Marruecos no ha sido reconocido por las Naciones Unidas como Potencia administradora. Por tanto, en el Sahara Occidental es de aplicación el Derecho Internacional Humanitario. Los 24 saharauis condenados en el marco del proceso de Gdeim Izik son personas protegidas por el artículo 4 del IV Convenio de Ginebra y se les deben aplicar las previsiones del Derecho Internacional Humanitario.

En contradicción con el Derecho internacional y numerosas resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Reino de Marruecos no reconoce el estatuto de territorio no autónomo del Sahara Occidental. En consecuencia, aun siendo parte de los Convenios de Ginebra, Marruecos rechaza la aplicación del Derecho Internacional Humanitario en este territorio. Cualquier referencia a la ocupación marroquí expone a su autor a persecución judicial y a medidas coactivas que pueden llegar incluso a la tortura.

Por todo ello, ello la ACSPS, la Comunidad Saharaui en Gran Canaria, la Coordinadora Sindical Canaria de apoyo al pueblo saharaui, y todos los amigos y amigas del pueblo saharaui mostramos una vez más nuestra solidaridad y apoyo a los presos políticos saharauis en su legítima defensa del derecho de autodeterminación e independencia. Así mismo, denunciamos una vez más, al ocupante marroquí por continuar vulnerando de manera sistemática los Derechos Humanos del pueblo saharaui con la complicidad del Estado español, quien recordemos, sigue siendo la potencia administradora del Sahara Occidental. Nuevos episodios de torturas sistemáticas a los presos políticos saharauis, más expulsiones arbitrarias por parte del reino de Marruecos a familiares de los presos, medios de comunicación y observadores internacionales, aumento de la represión en los Territorios Ocupados contra activistas que luchan por los Derechos Humanos y por la legítima autodeterminación del pueblo saharaui, es el día a día de los que viven bajo la represión marroquí.

Por ello, a través de esta movilización, queremos mostrar nuestra preocupación por la situación de los detenidos y EXIGIMOS:

  • Que se traslade al grupo de Gdeim Izik, de forma inmediata, a una cárcel en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental donde puedan ser visitados por sus familiares y tengan acceso a asistencia legal.
  • Que se permita la entrada de observadores  internacionales a las cárceles donde el reino de Marruecos tiene a los presos políticos saharauis.
  • Que se realice una investigación seria e independiente sobre las torturas, los malos tratos y la detención arbitraria denunciados por los procesados.
  • Que se retiren todos los cargos contra los prisioneros de Gdeim Izik y sean puestos en libertad.
  • Al Gobierno español que, como potencia administradora del Territorio No Autónomo del Sahara Occidental, asuma las responsabilidades que tiene con el pueblo saharaui y defienda la legalidad internacional y la justicia, como ha apostado en otras ocasiones en otros conflictos y en otros estados, y exija a Marruecos que ponga fin a la represión que lleva ejerciendo durante más de 40 años.

DENUNCIAMOS:

  • Éste y todos los procesos judiciales y juicios políticos que se realizan en contra de la población saharaui por parte de las instancias marroquíes.
  •  Que el Tribunal de apelación de Rabat no es competente, y que debe remitir el procedimiento a un tribunal situado en el territorio ocupado
  • La constante violación de los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental y la situación de los presos políticos saharauis en todas las cárceles de Marruecos y el Sáhara Occidental ocupado.
  • Las maniobras y los obstáculos puestos en práctica por el Estado marroquí contra los esfuerzos de las Naciones Unidas, tanto en el plano político como en las negociaciones para llegar a una solución a este conflicto, solución que sólo puede llegar con la celebración de un referéndum de autodeterminación en el que la población saharaui decida su futuro político.
  • El silencio cómplice de la Misión de Naciones Unidas en el territorio (MINURSO), incapaz de proteger a la población civil saharaui y exigimos la ampliación de su mandato para promover y proteger los derechos fundamentales de la población saharaui

Responsabilizamos a las autoridades marroquíes de las consecuencias que pueden resultar por el recrudecimiento de la represión y las torturas a  activistas saharauis.

Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas y a su Secretario General sobre la detención de estos presos, que la propia organización ha reconocido como arbitraria , así como a la Unión Africana y la Unión Europea y a todos los defensores de la libertad, la justicia y los derechos humanos para que intervengan y reclamen urgentemente al ocupante marroquí la liberación inmediata  de todos los presos políticos saharauis que languidecen en las cárceles marroquíes y que puedan disfrutar de todos sus derechos legítimos.

 

LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS SAHARAUIS!!!!

PAZ, JUSTICIA Y LIBERTAD PARA EL PUEBLO SAHARAUI!!!
Las Palmas de Gran Canaria a 26 de diciembre de 2016.