Mamia Salec Babaunnamed-8

Hoy después de 41  años de exilio, el Estado español sigue ignorando al pueblo saharaui. Sin querer reconocer su responsabilidad. Apoyando al régimen marroquí, en su ocupación ilegal al Sahara Occidental.

La citación como investigado al Secretario General del Frente Polisario, Brahim Ghali; por genocidio, torturas y desapariciones. Entra en contradicción con la historia del conflicto y las innumerables violaciones cometidas por Marruecos, a lo largo de estos años en el Sahara Occidental.

Le recordamos a la justicia española que estando en el territorio  España, se bombardeó a la población civil saharaui con napalm y fosforo blanco en las localidades de Umdraiga, Amgala y Tifariti.

Abdeslam Omar  presidente de la Asociación de Familiares de Desaparecidos Saharauis, AFAPREDESA, informó que expertos españoles han descubierto tres fosas comunes en territorio del Sahara Occidental, a raíz de los cuales la justicia condenó a 11 militares marroquíes que siguen sin ser procesados.

El 17 de junio de 1970 los saharauis protagonizaron la sublevación  de Zemla en la que la legión española utilizó  balas reales contra una manifestación pacífica. Varias decenas de muertos y desaparecidos fue el resultado de aquella intervención. El líder de aquel movimiento,  Mohamed Sidi Brahim Basiri, sigue en paradero desconocido hasta la fecha de hoy.

El campamento saharaui de Agdayem Izik en el Aaiún fue desmantelado de forma violenta, por las fuerzas de ocupación marroquí en el 2010. Los desparecidos, muertos y heridos se enfrentaron al veto de Francia en las Naciones Unidas, cuando México pidió la investigación de aquellos sucesos.

Quiénes el responsable del asesinato de Hamdi Buyema, ciudadano español cuyo caso fue ignorado por la justicia. Sin olvidarnos del niño saharaui Nayem Elgarhi que murió a manos del ejército marroquí cuando intentaba entrar al campamento de protesta de Agdayem Izik,  resultando heridos varios saharauis.

¿Dónde está la imparcialidad de la justicia?

La larga historia de asesinatos se comete incluso delante de la propia Naciones Unidas,  cuando Chmad Yuli nómada saharaui murió desangrado en  los territorios liberados,  tiroteado por militares marroquíes.

Los presos políticos saharauis que siguen en cárceles marroquíes. Son tratados de forma vejatoria sin ningún respeto a su dignidad como seres humanos. Juzgados por tribunales militares. Muchos de ellos sufren graves enfermedades, y otros fueron asesinados como el caso Hasena El Wali.

Viendo todo esto, observamos claramente las dos caras de la justicia, por una parte se cita al Secretario General del Frente Polisario a comparecer como testigo por un caso de genocidio, mientras  el Estado español no ha cumplido con la descolonización del Sahara Occidental, ni ha asumido su responsabilidad como potencia administradora del territorio.

Corresponde llevar ante la justicia a quiénes entregaron un territorio no autónomo, violando el capítulo XI, artículo 73 de la carta de Naciones Unidas. Cuando dicho artículo exige a la metrópoli, la promoción y la protección de los habitantes del territorio que administra.

                                                                                                                                     Mamia Salec Baba